domingo, 30 de noviembre de 2008

viernes, 28 de noviembre de 2008

ya estamos

Ya me funciona el blog en www.lentoydisperso.com (es idiota decir esto, porque si lo ves es que ya has podido acceder). He tenido todo tipo de problemas, y finalmente he conseguido superarlos todos con unas elevadas dosis de ignorancia, impaciencia y blasfemias. No tengo ni repajolera idea de cómo lo hice ni de qué falló.
Lo que me distingue de cualquier experto informático es que yo soy más sincero.

www.lentoydisperso.com

Acabo de conseguir que el blogger puñetero me admita el dominio www.lentoydisperso.com como dirección del blog. Creo que continuará funcionando desde la dirección antigua (http://lentoydisperso.blogspot.com), pero no sé si siempre o sólo durante un tiempo. Tampoco sé si funcionará con http://lentoydisperso.com.
Todo son dudas que se disiparán mañana. Ahora me voy a dormir, que no aguanto más levantado.
edito por la mañana: he decidido volver a blogspot, porque redireccionar redirecciona, pero sigue sin funcionar, y además no llegué a avisar para que los que estén suscritos puedan cambiarlo.
Me voy a currar.

jueves, 27 de noviembre de 2008

chivo espiatorio


Esta es una espresión nacida en la República Dominicana de Rafael Leónidas Trujillo (a) El Chivo, y divulgada estraordinariamente por el mundo por todos los que tuvieron que huir de su persecución interna.
De todos es sabido que la dictadura de Trujillo fue una de las más restrictivas, crueles y violentas de la historia. En este sistema el tirano montó, como suele ser, un complejo entramado de espionaje y delación para identificar y perseguir a aquellos desafectos, y matarlos con o sin tortura. Esta red de informadores, en la cual toda la población terminaba colaborando por miedo, trajo consigo la costumbre, entre la gente, de acusar de ciertas cosas al espionaje. Si había una noticia en un periódico la gente la tomaba como falsa o manipulada intencionadamente para no indisponerse con el chivo, que siempre estaba espiando. Si no había suficientes frijoles o arroz en las tiendas y alguien se disponía a criticar siempre había algún allegado que le mencionaba al chivo (que lo escuchaba todo) para que se contuviese. Así, a todo lo que ocurría en el país acabó aplicándosele, por una u otra razón, la expresión espresión de alerta por el "chivo espiatorio". El cambio de "que todo lo escucha", "que espía" o "que vigila" a espiatorio sería ya labor de un lingüista, pero yo supongo que se debe a esa manía de la gente por abreviar. Y, por fin, terminó usándose la expresión chivo espiatorio aplicada a aquella figura ficticia que carga con las culpas de todo lo malo que sucede.
Se suele utilizar erróneamente "chivo expiatorio", que es un cambio introducido por aquellas personas pedantes que entienden que una palabra con "x" siempre es más elegante.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

mitología griega para burras pardas: gatillazo de Atlas


Antes de entrarle al mito de Prometeo y Pandora, quería hablar un poco del hermano mayor de aquél, llamado Atlas o Atlante, según Robert Graves (Los mitos griegos, 1. Alianza Editorial. Madrid. 2007). Atlas es hermano de Pimeteo (o Epimeteo), Prometeo y Menecio. Se dice que todos estos son hijos del titán Japeto y de Climene (su sobrina -mira el Japeto, qué joputa). En este caso, serían nietos de Crono y primitos de Zeus, si no me hago un lío. Sobre titanes, y sobre la titanomaquia, ya hablé en mgpbp III.
Según cuenta Robert Graves que contaba Platón, Atlante (Atlas) gobernaba una tierra que había más allá de las columnas de Hércules y que era como Asia y África juntas. Más allá de Gibraltar -suponiendo que las columnas de Hércules sea el estrecho, que no está del todo claro- y de ese tamaño puede ser perfectamente América, pero no quiero entrar en esta discusión, que ya se ha gastado en ella más papel (y bits) del que merece.
Se dice que los atlantes eran unos grandes guerreros, y que en esta gloriosa práctica atacaron al oeste y al este, llevándose con gran dignidad las exiguas riquezas de las pobres gentes, y violando épicamente a mujeres y niños (qué grande expresión de la idiosincrasia humana, la guerra). Pero llegaron a hacerse muy arrogantes, y a Zeus como que no le moló, y menos aún le gustó que se alineasen con los titanes y con Crono en su contra. Por lo tanto, Zeus mató a Pimeteo y Menecio, y perdonó a Atlas pero lo condenó a sujetar la bóveda celeste sobre su espalda. Posteriormente se le comenzó a representar sujetanto el globo terráqueo. Si Zeus lo hubiese condenado a sujetar la tierra no sería una bola, sino más bien un ladrillo, bloque o tocho terráqueo; no olvidemos que en aquella época la tierra era plana, gruesa y manchadiza, y que se redondeó hacia el renacimiento.
Pues bien; olvidaos de lo que os cuento, porque son dos historias amalgamadas por la cabeza descentrada de Robert Graves. Por un lado está la historia de la Atlántida, contada por Platón en sus Diálogos como cierta, y desmentida por Aristóteles más tarde (dijo que en realidad Platón era un cachondo y se lo inventó todo para dar un poco de emoción al libro, que si no lo hacía no se vendía ni uno y a ver qué vergüenza, en la feria del libro el solito en el tenderete sin firmar un solo papiro). Por otro lado está la Titanomaquia, que es la guerra de Zeus el del trueno para trincarle a Crono el trono.
Lo que contaba Platón sobre la Atlántida era que en efecto los Atlantes se hicieron presuntuosos ante Zeus y que este permitió que los atenienses los derrotaran y luego envió una catástrofe natural (lluvia, tempestad, huracán, terremoto o alguna combinación de estos) que sumió al poderoso reino bajo las aguas.
El famoso cartógrafo Mercator (el inventor de una famosísima proyección para representar el mapa del mundo) utilizó por primera vez la palabra Atlas para denominar el libro que recopila mapas, y no se refería con ello al titán castigado a sujetar sobre sus hombros la bóveda celeste, sino a un rey libio, posible origen del mito de Atlas, que seguramente existió, del que se dice que era un muy sabio astrólogo, y que fue el creador de la primera representación del globo celeste.
Si encontráis esto liado no me echéis a mí la culpa, sino al cabrón de Robert Graves.
Estáis avisados.

lunes, 24 de noviembre de 2008

nuevo himno de macdonald's



Yo quiero morir de muerte occidental
Con mis venas obstruidas por la grasa animal
No quiero darme cuenta de que lo pierdo todo, de que todo se acaba y caigo en la nada.
Quiero que la sangre deje de llegar a mi cerebro
olvidarme de las llaves no saber quién es mi esposa
llamar a mamá a gritos
diez años después de enterrarla.
Quiero que todo se borre poco a poco: la historia del mundo, la literatura, el cine, la filosofía, el humor, la dirección de mi casa... todo.
Quiero olvidarme de comer, de hablar, mearme por encima y pegarle al idiota del espejo.
Cuando esté medio paralizado me despediré con la boca torcida, sin saber qué significa adiós, sin saber por qué llora toda esa gente sin saber si muero duermo como o cago
porque yo sólo quiero bailar y cantar con mis huesos doloridos
bailar y cantar con mis articulaciones rígidas
bailar y llorar porque ya mi vida ha pasado
y no fui mick jagger
y no dejo nada para ser recordado
y aunque algo quedase de nada valdría
porque yo muero igual
y es por eso que quiero
esa bendita muerte occidental

sábado, 22 de noviembre de 2008

no apaleen a los niños

Tengo hijos. Dos. Y procuro no pegarles y no reñirles. Me gustaría no tener que hacerlo; que fuesen de esos niños maravillosos que les dices recoged la habitación y salen corriendo (o, mejor aún, andando rápido, para no tirar nada por el camino) a hacerlo, que dices vestíos y resulta que no hubiera hecho falta porque ya estaban vestidos, lavados y peinados, con sus mochilas preparadas y sentados en la escalera, repasando sus lecciones del día y esperando por mí para ir al cole. Buff, claro que me gustaría. Y sin duda este es el nivel de los niños de la ministra Mercedes Cabrera. Sin embargo, no todos los padres somos tan maravillosos. Yo al menos no lo soy. No sé hacerlo mejor, de verdad, si no tuviera que trabajar y que hacer el trabajo de casa quizá tendría algo más de paciencia, pero no sé cómo hacerlo para no pegarles y educarles al mismo tiempo. Y no quiero decir con esto que esté dándole bofetadas todos los días, con tal fuerza que se les caen los sesos por la nariz. No. Creo que antes de que llaméis a la policía para que me detenga debo explicarme un poco.
Yo sé que no se debe pegar a los niños. Y así lo intento hacer. Sin embargo, los niños procuran explotar los recursos a su alcance para forzar situaciones y ver hasta dónde pueden llegar. Por ejemplo, justo en el momento de salir hacia el colegio, uno de los niños se tumba en el pasillo, descalzo, sin lavar y peinar, y se pone a leer tranquilamente. Le digo que se levante, que se calce, se peine y salga disparado por la puerta; si se lo digo en voz normal el efecto será el mismo que si me rasco la nariz: ninguno. He, pues, de gritarle un poco. Aún así, puede que inicie un pequeño movimiento con una mano, tanteando a ver si debido a un milagro sus zapatos se encuentran en el radio de acción del brazo que no sujeta el libro. Esto no es suficiente, porque ya deberíamos estar saliendo por la puerta y los zapatos insisten en permanecer a tres metros de su mano. Lo siguiente que hago es quitarle el libro; ¿es esto violencia?, ¿he quebrantado los derechos del menor, negándole el acceso a la cultura? Quizá sí, aunque no creo que Gerónimo Stilton sea algo imprescindible en su formación. Entonces, el niño inmediatamente empieza a gritar, llorar y soltar argumentos inteligentemente urdidos para desesperarme: "nunca me dejas leer", "tú siempre quieres que me calce", "por qué tengo que ir al cole", etc. Yo sé que la ministra Cabrera en un caso como este le rebatiría, basándose en la dialéctica de Hegel, con parsimonia y rigurosidad académica, todo ese entramado filosófico completo construido al vuelo por mi hijo. Pero ya querría verla, a la señora Cabrera, cuando mi hijo se tapase las orejas para no escucharla, inutilizando por lo tanto sus extremidades superiores, imprescindibles para calzarse y lavarse. ¿Valdría Kant y La Paz Perpetua, en este caso? No lo sé. Yo no soy capaz de mentar a ningún filósofo de renombre aquí, porque sus nombres son largos y no me da tiempo. Hemos de estar en el colegio dentro de ocho minutos, y el niño ha conseguido que perdamos siete sin que se haya preparado en absoluto. En este momento, con el niño tapándose las orejas de pie en el pasillo, sin calzar y sin lavar, sin ponerse el abrigo y sin intención de moverse en un futuro próximo, lo único que se me ocurre es darle un azote en el culo. Puede que eso desbloquee la situación y puede que no, pero es lo único que me queda por hacer. O quizá no.
Quizá, en lugar de decirle que se calce, de quitarle el libro, de darle la orden a gritos, de intentar convencerle, de darle un azote... quizá en lugar de todo esto, debería haber comenzado por coger yo los zapatos y haberlo calzado, pidiendo perdón por las molestias, debería haberle sujetado el libro en alto mientras lo ayudaba a levantarse sujetándolo dulcemente por el codo; quizá debería haberlo llevado, sin que tuviese que dejar de leer, hasta el lavabo, donde con una mano yo le sujetaría el libro y con la otra le cepillaría los dientes. A lo mejor, debería haber seguido haciendo de atril para su libro todo el camino hasta el cole, cogiendo yo su mochila y su abrigo -que no habría querido ponerse, ¡qué metedura de pata la mía!
¿No estaremos haciendo de la nueva generación un grupo de lechoncitos malcriados? ¿no será esta protección del menor -tan abusiva- la responsable de que los niños cada vez se porten peor? ¿no sería mejor que en lugar de dedicarle dinero a esta idiotez lo dedicasen a rescatar a los niños que trabajan en minas, esclavizados (por ejemplo)? Yo sé que está fatal hacer daño a los niños, torturarlos y arrancarles los miembros, pero eso ya estaba penado, y no es un problema acuciante de la sociedad. Más bien, diría que nunca jamás en la historia de este país estuvieron los niñitos tan bien tratados y tan lustrosos, y dispuestos a decir a sus profesores tócame que te denuncio. En resumen, que no es necesaria esta campaña, y menos en este momento.
La primera escena del anuncio de la campaña "Tus manos son para proteger" (lo pego abajo, pero no hace falta que veáis los 3 minutos, porque repiten el anuncio cuatro o cinco veces al modo de La Naranja Mecánica, a ver si nos corrigen ese colchoqueo joroschó, chelovecos) nos muestra la silueta de una mano que sujeta un peine y que peina a un niño. El niño anda, durante todo el anuncio, en un mundo ideal de siluetas de mariposas, flores, hierbecita y tal, sin que se le vea en ningún momento hacer nada excepto meterse en algún jardín para que la silueta de las manos lo protejan de caerse, mojarse y eso. La idea es que el niño siempre tiene razón, incluso cuando no la tiene, y que nosotros debemos limitarnos a evitar que lo aplaste un bus. Para el resto de la educación, ya está el ministerio de la señora Cabrera.

origen de la palabra chorba


De todos es sabido que a las guerras de África iban sólo los más pobres de las provincias más pobres. De estar y convivir con los naturales de la zona aprendieron algunas palabras, aunque no siempre con sus acepciones correctas (no olvidemos que su estancia fue corta). Era frecuente que los rebeldes tendiesen trampas a los soldados españoles simulando que los invitaban a su casa a comer, y degollándolos luego en la intimidad del hogar (que es como mejor se degüella). Al objeto de relajar la desconfianza de la clase de tropa que, dicho sea de paso, andaba bastante famélica, los rifeños solían enviar a la mujer más joven y bella que tenían al alcance para ofrecerles la tradicional sopa de la zona, cuyo nombre es chorba. De ahí que en la jerga de los excombatientes se asimilase la sopa a quienes habitualmente la ofrecían. Esto continuó en la península, ya vueltos los soldados a España, y he aquí que hoy en día, en los barrios de Coruña (y de otras ciudades), sigue llamándose chorba a la chica o mujer joven.
Como corolario, llamo la atención sobre el fenómeno de inmovilidad social que esto refleja, pues la palabra sigue usándose entre las clases populares, al punto de que resulta difícil de imaginar a la condesa de Fenosa dirigiéndose a un joven para preguntarle "¿y qué tal la chorba?"

viernes, 21 de noviembre de 2008

blogger funciona muy mal

Sigo catalogado como spam por estos ineptos. He pedido ayuda en un grupo de blogger y me han contestado si había rellenado ya un formulario que llevaba entregado más de una semana. En total llevo discriminado y sin opción a quejarme casi 20 días.
No sé si seguir escribiendo, total no me lee casi nadie... Conozco personalmente -que yo sepa- a poco menos de la mitad de mis lectores actuales, así que no sé si no será mejor mandarles un mail.
Lo que sí estoy haciendo es enterarme de qué he de hacer para contratar un alojamiento independiente de estos informales, para largarme cuanto antes y olvidarme de esta pesadilla.
Es un buen momento, ahora. Cuando cambias de dirección un blog el problema que puedes tener es que pierdas lectores. Estoy tranquilo; blogger me ha quitado ya casi todos mis lectores, así que no puedo perder más.

jueves, 20 de noviembre de 2008

hurto administrativo


Este es un concepto nuevo, del que no he hallado literatura, pero que me ha desvelado un compañero de trabajo. Nació para denominar la práctica común en nuestro servicio de retirar de la mesa de un compañero algún expediente concreto que exige celeridad en su tramitación, o que por lo que fuere lleva un retraso especial. Como este compañero concreto es una persona extraña, sumamente celosa de su parcela de trabajo, incapaz de formar equipo y propensa a la ira (está como una cabra, vaya), tenemos que esperar a que se marche para coger de su mesa aquello que no nos atrevemos a apremiar para que haga. Lo acabamos cogiendo y pasando a otro para que lo saque adelante. Aquél no es consciente del hurto porque tiene tal cantidad de trabajo atrasado (meses) que no es posible que se acuerde de un documento específico.
Así, el hurto administrativo queda definido como aquella práctica que entraña la sustracción de un determinado documento o conjunto de documentos de un lugar en el que esperan ser procesados, o del proceso en sí, al objeto de variar el tiempo de recorrido de las diversas instancias a que es destinado. Así, puede llevarse a cabo un hurto administrativo positivo, con la intención de acelerar la resolución del expediente o, por el contrario, uno negativo para que se detenga o ralentice el procedimiento. En este sentido, un lugar en el que se producen continuos hurtos administrativos son los juzgados, en los que un supuesto azar hace que algunos procesos se demoren hasta que los acusado mueren de viejos mientras que otros surgen en el peor momento para estos (por ejemplo, los juicios a políticos justo cuando vienen elecciones).
El hurto administrativo, como creo que se trasluce de lo dicho, no se produce necesariamente sobre un expediente cuya resolución corresponde a otro, sino que el propio sustractor puede ser el encargado de realizar la tramitación, pero decidir que no debe hacerlo y sustraer el/los documentos al procedimiento en sí.
Cuando se recibe algo a cambio de realizar el hurto administrativo, éste es denominado "cohecho".
¿Alguna duda?

miércoles, 19 de noviembre de 2008

banners de mierda

No sé si os gustan los banners que aparecen en las páginas comerciales. Yo los odio. De hecho creo que la mayoría de la gente los odia, y he descubierto un blog hecho por gente que los odia especialmente. Se llama Charlie y la fábrica de banners de mierda, ...una modesta coleccion de lo fabricado por los oompa loompas del diseño web...

anuncio escatológico de Zune

Zune es una especie de iPod creado por Microsoft, y que como todo lo de Microsoft resulta una copia miserable y mal hecha de algo anterior. Afortunadamente, en este caso no ha triunfado.
Lo que pego abajo es un anuncio hecho por un fan de Zune. No debe de haber muchos -yo no conozco ninguno- y este además es especialmente raro. La única interpretación que se me ocurre es que el lienzo blanco represente un iPod (o cualquier producto blanco de Apple, que fue precursor en la fabricación de gadgets de este color).
A ver qué os parece, a los diez que leéis este blog desde que google me condenó sin juicio ni cargos.


(Descubierto en Esquizopedia)

martes, 18 de noviembre de 2008

clon perfeccionado de lento y disperso

Hace ya días que mi hermano me habló de un blog muy divertido que él seguía asiduamente, y que la manera de escribir le recordaba mucho a la mía. Luego vi en el concurso 20blogs (jurado) que estaba nominado a no sé qué categoría, y que también había quedado finalista en los que vota el público.
Se llama Mi Mesa Cojea, y el que escribe escribe con más mala leche que yo, con más educación, con más gracia pero con menos frecuencia (en algo tenía que salir yo ganando). En cualquier caso es de esas cosas que cuando las lees te parece que lo haces fatal.
Lo he revisado y está en la categoría de blogs de humor. Si me presentase yo no sabría a qué aspirar, porque tengo anotaciones que dan de todo menos risa, y tampoco es que sea un blog totalmente personal. No sabría, no. Pero si tuviese que competir con este, perdería fijo.

lunes, 17 de noviembre de 2008

soy spammer


No sabía por qué desde hace unos días mi blog cayó drásticamente en número de visitas. Tenía pocas, pero ahora he disminuido a la décima parte.
Ha aparecido (dos semanas después de que mis visitas se dividieran por 10) una ventanita en el sitio donde entro para publicar entradas (la estoy viendo ahora mismo). En esta ventanita me obligan a poner un código de esos distorsionados para demostrar que no soy un robot. Supongo que el spam no lo hacen nunca personas, o que los spammers tienen mala vista o se les da mal la identificación de caracteres distorsionados.
Estoy espcialmente enfadado porque nadie se ha puesto en contacto conmigo y hace dos semanas que me han condenado unilateralmente al ostracismo. Supongo que son esclavitudes de la web 2.0. Ellos te dan la vida y te la quitan cuando les place.
Oh, Google, ten piedad de mí, humilde piltrafa que llama a tu puerta, y devuélveme la vida, por misericordia.
Click (es el equivalente a amén en la nueva espiritualidad digital).

sábado, 15 de noviembre de 2008

me cago en prada, me cago en losada

Hoy hablaré de una ciudad merdenta de provincias, que es producto exclusivo de mi imaginación. Es una ciudad donde la gente cree que el universo les debe un gran favor, por adornarlo con su existencia.
Es una ciudad donde tienen el gobierno socialista más de derechas posible. Fijaos si será así que el anterior alcalde, cuando estaba a punto de ser descabalgado por sus chanchullos inmobiliarios, y próximo a perder la mayoría absoluta en las siguientes elecciones (lo que le hubiera obligado a pactar con un partido de izquierdas, cosa inadmisible para él), se fue de embajador... ¿a dónde? AL VATICANO. Así, este país también imaginario tiene un zar socialista de embajador en el Vaticano, asistiendo a misa diaria, y manifestándose en contra de cualquier política progresista.
Pero no quiero hablar del provincianismo grotesco de sus ciudadanos, ni del miserable ex-alcalde de dudosa moral. No. Quiero hablar del servicio de autobuses de esta ciudad de ficción.
La Compañía de Tranvías de mi utopía es un negocio bárbaro. Cuando gana, el propietario se embolsa el dinero, y cuando pierde el ayuntamiento enjuga las pérdidas. Por supuesto, nunca gana. Con esas condiciones es normal que cualquier sinvergüenza paniaguado deje de esforzarse por poner su negocio en marcha. Los coches tienen "frecuencias de paso aproximadas" (=que se pueden superar hasta el infinito) de 20' y 30' (hay dos con frecuencias de 15' que superponen más de la mitad de sus recorridos). Por supuesto, en una ciudad como esta -que imagino pequeña- esperar 30' más lo que tarda el recorrido hace que no compense coger un bus. Además el billete cuesta 1€, con lo que si vas con dos personas más el taxi te cuesta lo mismo.
La cosa es que los recorridos se casi superponen en gran parte, y digo "casi" porque pasan por calles paralelas cuatro o cinco buses, para que te la tengas que jugar. Supongo que sometiendo a sus clientes a estas pentacotomías intentan fidelizar a los amantes de los juegos de azar.
Por otro lado, hace poco que pusieron en parte de la ciudad un carril especial para transporte público. En principio, una buena medida. Sin embargo, la cadencia de los buses no ha mejorado (el tiempo que ahorran los conductores supongo que lo emplean en tomarse más cafés en los descansos), el precio es el mismo y encima ahora van los buses a una velocidad de vértigo por el centro de la ciudad, que los que tenemos hijos vamos por la calle con el corazón en un puño.
Soy partidario total del transporte público, por innumerables motivos. Sin embargo, he de decir que en mi creación el servicio de autobuses urbanos es un absoluto desastre, hasta el punto de que sería igual que no existiese.
Es más, estoy pensando que tampoco pasaría nada s la ciudad entera desapareciese.
Sea.

publicado desde móvil (sin enlaces; el aclamado dispositivo blackberry no los permite)

autoayuda

Jigsaw es el Jorge Bucay de los asesinos en serie.

viernes, 14 de noviembre de 2008

twitt wars


Está ocurriendo una cosa que verdaderamente no tiene demasiada importancia, pero que a mí me tiene en ascuas. Tendré que poneros en antecedentes, porque para gente normal esto no tiene ningún sentido.
En primer lugar, os diré que existe una modalidad de blog que permite entradas de texto de 140 caracteres (menos que un sms), que se llama twitter -hay más, pero es el primero y más conocido- y que sirve básicamente para que la gente diga qué está haciendo en cada momento. Qué utilidad tiene esto para el gran mundo es para mí un misterio, pero la cosa es que existe, y que no sólo sirve para que tu novia sepa si estás recogiendo lo del desayuno o si estás jugando a la play (en realidad ni una cosa ni otra: te la estás rascando a dos manos en el ordenador). Hay muchas personas que leen ansiosamente el twitter de algún gurú de la comunicación digital (y porque no lo hay de la Pantoja, que eso sí que aniquilaría la brecha digital -¡huy!, qué idea para el ministerio de fomento… de fomento de la idiotez), y esto me acerca al tema en cuestión. Existe un concurso anual en el que se premia al mejor blog, podcast, tal, cual, y al mejor microblog (twitter, para entendernos).
Pues resulta que entre los finalistas al concurso al mejor microblog, los que superan el último corte antes de ser sometidos a un jurado son tres, y entre estos hay uno (edance) que se limita a parodiar a uno de los gurús a los que me refería arriba. Lo único que hace este hombre es tomarse de broma la supuesta pedantería del santón internetero y empresarial, que se llama Enrique Dans (edans). La broma comienza por el nombre, cuya pronunciación en inglés podría asemejarse, pero que en español son totalmente distintos. Sin embargo, los administradores de Twitter tomaron la decisión -unilateral- hace un par de días (menos de una semana antes de que se falle el premio) de cambiar el nombre de edance por not_edance, lo que no se sabe en qué medida puede afectar al resultado del concurso, pero que no ha sentado nada bien a ninguno de los seguidores del parodiante; se amparan, los de twitter, en que viola sus normas de suplantación de personalidad. También eliminaron el icono, que era la misma foto que tiene el original pero con una nariz de payaso. Está claro que hay algo raro, porque este edance lleva desde hace más de un año publicando bajo ese nick, y resulta extraño que justo antes de fallarse un concurso en el que es finalista en tercer lugar se tome esta decisión. El auténtico edans se quedó por debajo, en el puesto séptimo, y nadie duda de que fue él el que se quejó a twitter. Y no sólo eso, sino que en menéame (un lugar en el que se publican noticias que la gente vota, para definir así cuáles son más importantes y permitir de un vistazo enterarse de lo que más preocupa) la noticia de la medida de los administradores de Twitter obtuvo un voto negativo (irrelevante) DEL PROPIO PARODIADO, cosa que indica que no le está haciendo nada de gracia. Y por si fuera poco, hay seguidores de edance y de edans al mismo tiempo que se han quejado de que éste último los había borrado de su lista de seguidores (no me preguntéis en qué consiste el ser o no ser seguidor, yo puedo entrar en el twitter de esta gente y no soy seguidor de nadie, empezando porque no tengo cuenta en twitter).
Detrás de esto hay una extraña guerra entre un lado brillante y claro de la red, que está con las empresas tecnológicas, con los bancos y que sólo critica a la SGAE, y que se enfrenta a un lado iconoclasta, izquierdista, cyberpunk. Es una guerrita, que tendrá su fin el día 15 a las 19,00, cuando se fallen los premios del evento blog 2008. Me recuerda a la batalla antiglobalización de Seattle, y yo entonces estaba contra el G-7. ¿Con quién estoy ahora? No puedo decir nada al respecto, porque conozco personas en el lado claro y en el lado oscuro.
En cualquier caso, que la fuerza os acompañe.

jueves, 13 de noviembre de 2008

grandes burras pardas de la música mundial: mala ruina tengas, de Los Chichos



Estuve en dudas de teclear yo mismo la letra, porque la única versión disponible en la red es la que veis ahí abajo. He decidido respetar al ser anónimo que picó el texto porque creo que ese estilo de escritura representa mejor el nivel intelectual de la canción. No hacían falta comentarios -la canción se basta sola-, pero por aquello de justificar mi sueldo, y aclarar algunas palabras, pondré algunos.
Niña
enroyate bien mi vida
xq alomejor un dia
te tengo ke tasabar (esto creo que quiere decir cortar en lonchas de un dedo de grosor, aproximadamente)
Xq
man dixo ke te lo haces
kn un hombre de la noxe (puede referirse a Batman, a un portero de discoteca, a un vampiro…)
te lo estas aciendo ml!
ESCONDETE EN UN RINCON MALA RUINA TENGA TENGA TU
AMOR KE KOMO YO T DIKELE (verbo diquelar, que quiere decir ver) TE MARO (marar es golpear, baldar) SIN COMPASIÓN!
Piensa
ke ers joven todavia
i reirte de mi vida
caro te puede costar (la amenaza de muerte es realzada por la juventud de la víctima; si fuera una anciana su vida tendría mucho menos valor y no importaría el asesinato)
Solo
deves de tener en cuenta
que no te lie cualquiera (¿cualquiera? ¡Estamos hablando de Batman, de Drácula, de un portero de discoteca!)
xq te puede pesar!
ESCONDETE EN UN RINCON MALA RUINA TENGA
TENGA TU AMOR KE KOMO YO T DIKELE TE MARO SIN
COMPASIÓN!
Sepas
ke macuerdo noche y dia
qe as destrozao mi vida
no te puedo soportar
kiero
ke sepas vida mia
qe tu sufriras un dia
mi dolo (aquí sin duda el anónimo tecleante se dejó llevar por su formación en el ámbito del derecho penal y ha escrito dolo donde en mi opinión debía ser dolor) i mi agonia!
ESCONDETE EN UN RINCON MALA RUINA TENGA
TENGA TU AMOR KE KOMO YO T DIKELE TE MARO SIN
COMPASIÓN!

No creo necesario extenderse mucho más en esta letra. Su verdadera dimensión, sublime, quedará muchísimo más patente cuando ponga alguna otra seleccionada, del mismo grupo, en la que el protagonista masculino se folla todo lo que se mueve mientras su mujer -sin rencores- lo espera en casa con los churumbeles.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

mitología griega para burras pardas V: las edades del hombre


Hasta este momento no hemos tenido en cuenta demasiado a los hombres, pero en vista que Zeus ya anda por ahí fecundando hermosos almizclados jugosos cálidos vientres humanos femeninos (¡arf, arf!) es menester que aclaremos el origen de estos hombres.
Cuando Crono, los hombres eran casi como dioses y no tenían que preocuparse por el sustento porque la tierra les daba todo aquello que necesitaban para vivir. No había frío, lluvia ni inclemencia alguna. Eran como funcionarios públicos de la mitología griega, con la diferencia de que no disputaban jamás entre ellos, y su vida discurría en fraternal armonía. Esta época es lo que Hesíodo denominó edad de oro del hombre.
Sin embargo, cuando ocurrieron las luchas que acabaron con Crono y elevaron a Zeus a la jefatura del Olimpo, esta raza de humanos fue exterminada, quedando sus espíritus como seres protectores.
La edad de plata comenzó cuando Zeus creó otros hombres, sentado con los demás dioses en mesitas bajas de escuela infantil, con nubecitas y soles pintados por las paredes. Con barro fueron modelando a todos los seres vivos, dándoles a todos ellos recursos para resistir las estaciones del año -que acababan de crear- y para procurarse alimentos. El mundo de la edad de oro había cambiado, y ya no ofrecía sus frutos de buen grado. Recuerda poderosamente esto al cambio en las condiciones de arrendamiento del mundo entre Dios y Adán y Eva. ¿Plagio? Llamémosle mejor homenaje, guiño o tributo.
Pues cuando llevaban hechos leones, armadillos, ornitorrincos, murciélagos y multitud de sierpes y gusanos (claro, es lo más fácil de hacer), comenzaron a aburrirse y se les ocurrió hacer hombres. Y los hicieron sin pelo que les protegiese, con una piel de mierda que se rompe con facilidad, débiles, poco mimetizados con el terreno, lentos, dispersos... se ve que estaban ya cansados de modelar y no se esmeraron nada con el diseño. Además, estos hombres eran infantiles, volubles y pendencieros, y terminaron dando la espalda a los propios dioses, lo que acabó cabreando a Zeus. La enemistad de Zeus es perjudicial para la salud, así que cuando se hartó de ellos los exterminó, y aquí se acaba la edad de plata del hombre. Volveré aquí dentro de poco para contar los mitos de Prometeo y Pandora, que ocurrieron durante la Edad de Plata e ilustran divinamente cualquier discurso o conferencia (aseguraos primero de que no va a haber tiempo de preguntas, no vayan a descubrir vuestras limitadas fuentes).
Luego aparece la edad de bronce del hombre, constituida por bípedos insolentes, despiadados y poco inteligentes. Lo único que hacían bien eran armas de bronce, con las que luchaban entre sí. Se aniquilaron unos a otros.
Tras la edad de bronce aparece otro linaje de hombres, en la que fue llamada edad heroica porque en ella surgieron los héroes famosos de la antigüedad (por cierto, que héroes viene de Hera, que era -sin hache- la esposa de Zeus). Estos héroes eran hijos ilegítimos de Zeus en gran parte, y por lo tanto semidioses. Por desgracia, la parte semi de la palabra definió la posibilidad de extinguirse, venciendo a la parte dioses, y eso es lo que hicieron: extinguirse.
Y entonces apareció otra generación de hombres, la que se llama Edad de Hierro. La Edad de Hierro de los hombres es la actual. Es la peor de todas. Según Hesíodo, "los hombres no cesarán de estar abrumados de trabajos y de miserias durante el día, ni de ser corrompidos durante la noche, y los Dioses les prodigarán amargas inquietudes. (…) Pero Zeus destruirá también esta generación de hombres cuando se les tornen blancos los cabellos (yo estoy al caer). (…). Los padres viejos serán despreciados por sus hijos impíos, que les dirigirán palabras injuriosas, sin temer los ojos de los Dioses. Llenos de violencia, no restituirán a sus viejos padres el precio de los cuidados que de ellos recibieron. El uno saqueará la ciudad del otro. No habrá ninguna piedad, ninguna justicia, ni buenas acciones, sino que se respetará al hombre violento e inicuo. Ni equidad, ni pudor. El malo ultrajará al mejor con palabras engañosas y perjurará. (…)."
Joder, Hesíodo, lo clavaste.

martes, 11 de noviembre de 2008

loa al ojo clínico

-Buenas, doctor, vengo porque ayer comí unas setas que cogí yo mismo y me he pasado toda la noche vomitando, con náuseas y diarrea.
-Mmmm... No se preocupe. Seguro que es un virus.

(Conversación real entre un amigo y el médico de urgencias del sanatorio Modelo, de A Coruña)

publicado desde móvil (sin enlaces; el aclamado dispositivo blackberry no los permite)

lunes, 10 de noviembre de 2008

grandes burras pardas de la música: el tahúr, de Los Tigres del Norte

Esta canción describe la historia de un tahur que "jugaba legal". Es una bonita historia que ilustra hasta qué punto llevan la honra los hombres mejicanos de pelo en pecho, (pecho, mostacho, piernas, cabeza, etc, que son como hombrelobos).
Este lechón jugaba legal y sabía perder o ganar. Pero una joven hermosa le llegó al corazón etc. No entiendo lo de "pero"; parece que al entrar la joven hermosa en escena el martín estrada contreras va a perder la facultad de perder o ganar, o de jugar legal... Pero dejemos que continúe la historia.
Entonces, una vez casado, le llega al pueblo un fuerano que vino a jugar con martín, y que le hizo perder todo. Ya no tenía que apostar (...) martín contesta sereno "te apostaré a mi mujer". He aquí que, con dos cojones como cubos de rubik, el artista este implica a la hermosa muchacha y dispone de ella como si fuese una figura de Lladró. Por supuesto la bestia parda pierde y se ve obligado a entregar a su mujer. Como es un Hombre con mayúscula corre y se trae a la pava, que es un títere sin vida ni sangre y, antes de entregársela como si fuera una cosa, le descerraja un tiro para darla muerta.
La canción dice que nada más acabar la partida Martín salió como un rayo y en dos horas regresó (o vivía lejos o le costó un rato convencer a la mosca muerta de que se dejase rematar) su esposa iba a su lado todo en silencio quedó "pa mi las deudas de juego son siempre deudas de honor, te entrego lo que más quiero pero te la entrego muerta aunque me destroza el alma de sentimiento y dolor. Y llegado a este punto de la canción pienso yo si tendrá cara el hijo puta, que entrega por la fuerza a su mujer como si no tuviese albedrío, para que disponga de ella uno que no conoce de nada. Y por si esto no es suficientemente increíble, además le mete un tiro. Voy a intentar analizar esto. Lo primero es que la hermosa chica ES una figura de Lladró; el tahur dispone de ella como de cualquier objeto. Pero quizá no como un objeto cualquiera, sino uno al que se tiene un cierto aprecio porque nos da un buen servicio (rebajar la presión del aceite, supongo en este caso). Y de rabia por quedarse sin la funda caliente para su nabo va y le pega un tiro (pues ahora ni pa ti ni pa mí). La caradura es de Oscar.
Por fortuna, al final lo arregla todo metiéndose a sí mismo otro tiro, con lo cual ya elimina cualquier posibilidad de que la cosa tenga sentido. Si se va a matar ¿por qué cojones mete por medio a la pobre chica? No entiendo eso del honor póstumo; ¿qué más le dará irse al otro barrio con más o menos honra, para lo que le va a valer en el cementerio? O sea, que mata a la chica por el morro.
Un hijo de la gran puta, ludópata, machista, cruel e inhumano. Y tonto, además.
Y nótese lo épica que les parece a los intérpretes la burramia e ideputez del martín este, y lo orgulloso que todo el mundo está de tanta hombría.

sábado, 8 de noviembre de 2008

estadísticas de países del mundo


He aquí que leo en el blog Pensamientos ajenos una anotación sobre The World Factbook, una publicación de la CIA con estadísticas sobre los países del mundo. Interesantísimo, podría estar horas mirando cositas. También puedes bajártelo al ordenador en formato pdf con índice inteligente, y trae un montón de mapas ilustrativos (funciona igual sólo con el texto, pero es mucho más bonito bajárselo con los mapas, qué coño).
Como advierte la chica de Pensamientos ajenos, tened en cuenta que es de la CIA, así que mucho cuidado con lo que miráis, que luego todo se sabe.

gobierno y conducción de los niños

No sé si ya he hablado de esto, pero si ya lo he hecho pues os aguantáis; son las 6,30 de un sábado, estoy levantado porque mi hijo mayor me ha llamado -no respira por la nariz y tose como ladraría un mastín de diez años- y ya no puedo dormir. Debo decir que no estoy en mi plenitud de facultades, tanto por el cansancio como por el cabreo, pero he decidido hablar sobre el tema que me ha traído aquí, al salón, a sentarme como un imbécil ante el ordenador.
No entiendo por qué a los niños hay que repetirles todo varias veces. De hecho, el número de veces es siempre el que soy capaz de aguantar sin gritar. En cuanto profiero una amenaza que acojonaría al propio Hannibal Lecter comienzan desganadamente a hacer lo que les he ordenado, sin abandonar la lectura, manipulación de muñecos o pateo de balón que antes les ocupaba por completo. Pero pobre de mí como deje de mirarlos, porque en cuanto enfoco mi mirada hacia otra cosa, los niños detendrán inmediatamente la ejecución de mi orden y volverán a la pelota, el libro o el muñequito de Spiderman. Por lo tanto, la ejecución de una orden normal exige muchísimo más tiempo del necesario y mi completa dedicación a la tarea de vigilancia y supervisión (si no miro mientras se visten, pueden salir de casa sin calzoncillo, con la camiseta sobre el jersey y con los zapatos cambiados de lado). Como tardan tanto en hacer todo, se distraen con frecuencia y necesitan que esté presente, siempre termino pensando que sería mejor hacerlo yo en su lugar y dejarlos jugar tranquilamente. Esa es la trampa a la que nos quieren conducir. Ellos juegan con esa indolencia, con esa resistencia pasiva, para privarnos del buen juicio y que desistamos de educarlos. La desesperación de ver que ellos van a tardar diez veces lo que tardaríamos nosotros, y que estamos descuidando nuestras necesidades por mantenernos al acecho nos lleva a dejar nuestra responsabilidad de educar y caer en la esclavitud de ven neniño que te calzo y una cucharadita por papá y otra por mamá. Pero es que nuestra voluntad es limitada, y -como dice un amigo mío- ellos no tienen nuestras obligaciones, así que disponen de 24 horas al día para tocarnos los cojones, mientras nosotros al tiempo que los encarrilamos tenemos que trabajar, poner la lavadora, vaciar el lavaplatos, hacer la compra, planchar, barrer, vestirnos, ducharnos, hacer camas y un sinfín de cosas más.
Pero qué decir de la calle, al salir de casa. Últimamente se los ve mayores, porque ya no es tan necesaria la labor de pastoreo, pero sigue habiendo momentos en los que parezco más un cabrero recogiendo los animales al aprisco que un señor caminando con sus hijos por la vía pública. Cuando están en un parque, cuando ven algo que les gusta en un centro comercial, cuando se cansan y se niegan a continuar, cuando voy a recogerlos al colegio (que se quedan jugando con otros y es especialmente difícil conseguir que salgan), en multitud de ocasiones me veo persiguiéndolos para encauzarlos, evitando que se me desvíen y vuelvan al prado a triscar. Para mí, todos los días son un híbrido de fiesta de la trashumancia y rapa das bestas.
Otro día insomne por inducción.

jueves, 6 de noviembre de 2008

infraviviendas universitarias

Hace unos días, unos profesores de la facultad de arquitectura hicieron una campaña propagandística para dar a conocer un fenómeno del que la mayoría de ciudadanos (e incluso de profesores de la universidad) no teníamos noticia. Acudieron con periodistas del periódico más leído en la ciudad a fotografiar unos ranchitos, galponcillos o microapartamentos en los que muchos estudiantes (y algunos trabajadores) viven. Estas habitaciones tienen menos de 20 metros cuadrados, constan en su mayor parte de cocina y algunas incluso de aseo. Son muy pequeñas y sus ventanas suelen dar a muros, si tienen ventanas (algunas están en sótanos).
Son cubículos construídos sin licencia de edificación ni de habitabilidad, de manera totalmente ilegal, por algunos vecinos de la zona universitaria para aprovechar de manera rentable el terreno sobrante en sus jardines. Sobra decir que los contratos de arrendamiento no existen, por lo que ni siquiera esto es legal.
Al salir esto a la luz, muchos -y yo mismo entre ellos- nos enfadamos y no dábamos crédito a que tal situación indigna se diese entre alguien destinado a ser la elite de la sociedad. Que haya gitanos en peores condiciones desde antes de nacer yo, pase, pero ¿universitarios?, ¿la elite futura de la sociedad, alojada en cajas de cerillas sin luz solar y apenas ventilación? ¡Inadmisible!
Sin embargo, si observáis los comentarios debajo de la noticia, y también esta noticia aparecida en el mismo medio días después, la cosa va cambiando. Entrevistaron a varios usuarios de estas habitaciones y resulta que estaban felices allí. Algunos incluso habían estado en otras residencias de estudiantes "oficiales" y la situación era peor, porque el espacio era igual pero el precio muy superior, y con baño común. Por otro lado, los alquileres en la ciudad (a los que habría que sumar el transporte hasta la universidad) triplican como mínimo el precio, y eso alquilando una habitación y compartiendo cocina y baño. Total, que me dieron ganas a mí de irme a vivir a esos galpones.
Y ahora no me imagino en qué coño estarían pensando los profesores magníficos de la facultad de arquitectura cuando denunciaron esto, porque les han hecho la puñeta a un montón de estudiantes. Leo en una entrevista con estos prohombres, en el mismo periódico, que el problema de este tipo de alojamiento es que fomenta el individualismo porque no hay espacios para la convivencia entre estudiantes. ¡Ah, claro!, ahora lo entiendo bien. Como siempre, los arquitectos nos ofrecen, a través de su lúcida mirada, un enfoque al que -disminuidos como somos- no teníamos acceso. Lo que importa no es la insalubridad y el hacinamiento, que es en lo que nos fijamos todos. Lo que verdaderamente importa es que no existe convivencia entre las personas. Por eso los poblados gitanos construidos con trozos de uralita son perfectamente admisibles: porque por la noche se reúnen todos alrededor de un bidón en llamas sobre el barro. Eso es lo que importa. En las residencias de estudiantes, lo que pagan (caro) los que van no es la habitación, que es pequeña, ni tener que esperar para ir al baño (sucio), ni la comida industrial (fría); es el roce humano, la aglomeración, las colas para cagar y ducharse, las colas para recoger la bandeja de la comida, el gentío, la muchedumbre, la congestión humana. Algunos pensarán que eso, en una etapa de aprendizaje, nos asegura en el futuro una generación de misántropos. Pero no; están equivocados, y esto es así porque nos lo dicen estas lumbreras del arte y filosofía de la edificación (aunque no se tenga en pie).
Estoy seguro de que estos profesores, que se ven personas tan completas en todas las dimensiones posibles del ser humano, son así porque en lugar de vivir en un piso o casa particular, con tabiques y puerta, viven en una comuna.
Porque viven en una comuna, ¿no?

martes, 4 de noviembre de 2008

John Williams, homenajeado por un friki a capella

Mi amigo Alex, fuente inagotable de información freak, conexión con el mundo irreal, avanzada en el epicentro de donde-se-cuece-la-ilusión (tv), me proporciona un enlace de YouTube donde un chavalote de 23 años se curra un mix de música de John Williams a capella en el que él hace todas las voces.
Si no reconoces ninguna de las melodías es que eres extraterrestre.



Actualizo: Según comentario de Dorwinrin, los verdaderos autores de la música que se escucha son moosebutter, y el chico este sólo les ha puesto cara y camiseta (para ser playback no está mal, por cierto).

La Vanguardia digitaliza su hemeroteca


Esta es una gran noticia, porque la hemeroteca de La Vanguardia comienza en el año 1881, y al estar digitalizada permite la búsqueda por tema, por palabra (acotando por fechas, seleccionando sólo portada o suplementos, eliminando resultados con una palabra determinada...) o por tendencias. Esto de tendencias se aparta un poco de lo que se podía esperar, y permite un tipo de análisis inesperado; si pones una palabra en un campo, te genera una secuencia temporal en la que aparece el número de resultados que contienen esa palabra por mes. Por ejemplo, yo seleccioné la palabra Weyler, que fue el capitán general de Cuba durante la guerra de independencia promovida por los USA (era una burra parda, por cierto). Aparece con intensidad en los meses y años inmediatamente anteriores a la independencia de la isla, y luego durante muchos años más, hasta el 1930, que hay un pico y luego casi desaparece la referencia hasta los años 70, que vuelven a aumentar los resultados aunque con menos fuerza (podéis verlo aquí). Haciendo doble click en uno de estos resultados, del año 74, se despliega un listado de enlaces y observo que corresponden a direcciones de la calle General Weyler; esto seguramente se deba a que en esta época se bautizó una calle con este nombre, y a partir de entonces los anuncios de ofertas inmobiliarias generan los resultados.
Otra opción interesante para buscar en tendencias es la de neologismos, o palabras en desuso, o cualquier otra palabra cuyo uso nos interese comprobar a través del tiempo. Yo escogí la palabra (o palabro) posicionamiento, que es un término que odio y que no sé ni siquiera si será muy correcto. Su evolución es clara: en el siglo XIX, al principio de la secuencia, apenas sí se usaba, y va aumentando progresivamente hasta finales del XX. Como herramienta para observar el uso de las palabras a través del tiempo no tiene precio.
Seguro que tiene miles de aplicaciones más, y es el típico sitio en el que podríamos estar horas perdiendo el tiempo. Por desgracia, no me queda mucho tiempo que perder. He de trabajar un poquito.

OpenStreetMap, base cartográfica libre y actualizada por usuarios


En el blog de Informática Práctica leo que existe una base de datos cartográfica libre y actualizada por los usuarios -un poco como la wikipedia-. Se llama OpenStreetMap y su intención es crear una base cartográfica que cualquiera pueda implementar en aplicaciones sin necesidad de pagar. Las bases más conocidas que dan soporte a los dispositivos gps, o el mismo google maps, son bases sujetas a derechos de propiedad, y aunque a veces admiten acutalizaciones por parte de los usuarios, estos datos se entregan para beneficio de los propietarios de la base (que si colaboramos con ellos en el fondo les estamos regalando nuestro trabajo para que luego puedan acabar cobrándonos por el).
Lo malo de esto es que leyendo la información de la wikipedia sobre esta fundación me encuentro con la dificultad de que no tengo conocimientos suficientes para comprender cómo se elaboran los datos, y si sumamos a esto mi dificultad con el inglés resulta que no podría colaborar con este proyecto ni queriendo. Teniendo en cuenta que trabajo conduciendo por carreteras, recogiendo datos y midiéndolas, supongo que yo (y mis compañeros) seríamos unos miembros valiosísimos para este proyecto. Si además tenemos (como yo en la Blackberry y algún compañero en dispositivos específicos) un gps pues podríamos aportar muchísimos datos recogidos en el terreno, de carreteras y pistas. Sin embargo, le falta una aplicación de interfaz fácil para burras pardas como yo.
Por otro lado, sería muy interesante que se promoviese un convenio con el Estado o la Comunidad Autónoma para aportar datos los funcionarios que trabajan en carreteras, como yo. Sería una gran manera de hacer públicos los datos que vamos aportando (cosa que coincide plenamente con la esencia del trabajo funcionarial). En este sentido, existen un par de inciativas. Una de ellas es el goolzoom, que es un compendio entre google maps y el catastro, y la Diputación para la que trabajo tiene una cosa llamada webEIEL, de la que no se nos ha informado y que se lleva de espaldas a nosotros, como debe ser (creo que se basa en google maps, pero no sé para qué sirve ni de qué manera podemos colaborar con ella, aunque se nos ha facilitado un número secreto de utilidad también secreta).