sábado, 29 de mayo de 2010

los oompa-loompas del iPad


Resulta que la empresa Foxconn, que fabrica -entre otros aparatos de Apple- el famoso iPad no parece tener unos empleados muy satisfechos en su fábrica de Shenzhen, dado que unos cuantos se han suicidado últimamente. Según dice El País, cobran salarios de 100€ mensuales, y tienen que hacer horas extras para elevar esa cantidad a aquella suficiente para sobrevivir.
La publicación china Southern Weekly logró introducir a un reportero en la fábrica de Senzhen, y lo que relata es espeluznante:
El reportero Liu Zhiyi relata cómo se les obliga a los trabajadores a firmar un contrato en el que renuncian a su derecho legal de no sobrepasar las 36 horas mensuales de trabajo extra, con un sueldo inicial de apenas $132 dólares al mes, donde sólo contratan a personas que tengan alrededor de veinte años de edad que soporten las exigencias de las labores.

Trabajan todo el día de corrido, con pequeñas pausas sólo para comer y dormir brevemente, pues un grupo de 25.000 personas se dedican exclusivamente a la labor de fabricar para Apple, por lo que debido a políticas de confidencialidad deben vivir en Foxconn.

Las jornadas largas hacen que la actividad favorita de los empleados sea dejar caer objetos al suelo, ya que de esta forma pueden agacharse a recogerlos y sentirse aliviados de poder doblar las piernas luego de horas estando de pie. Es su único descanso.
(cortapega procedente de CHW)
Me imagino que Steve Jobs, conocido mundialmente por la brillantez de su gestión empresarial, así como por sus inhumanas exigencias a sus trabajadores, y que ha sido descrito por Steve Wozniak -cofundador de Apple y amigo de la infancia- como un "tirano carismático", estará muy satisfecho con los costes de producción y con el precio final de su nuevo iPad. También Mr. Gou, presidente de Foxconn, estará contento porque la rotación de personal beneficia a su empresa; ya se sabe: la gente se acomoda y se acostumbra a la buena vida. Sin embargo, Terry Gou se ha presentado ante la prensa -rodeado de un verdadero ejército de guardaespaldas- para mostrarse muy compungido por la muerte de sus empleados, para seguidamente decir que tampoco es para tanto, que el nivel de suicidios es similar a la media de la población total y que los motivos son sentimentales y de deudas de juego. Un gran hombre, este Gou.
No importa si se suicidaron por vivir en régimen de esclavismo o porque se lo ordenó una voz en su cabeza. Lo que importa es que esto ha servido para hacer públicas las condiciones de trabajo de esta gente (por otra parte ya intuidas por todos) y para poder hacer algo por ellos. El señor Gou, por lo de pronto, ya ha tomado severas medidas:
Según informó hoy el diario "China Daily", los responsables de la empresa en la ciudad china de Shenzhen (sur), donde se encuentra la mayor factoría de Foxconn, han invitado a eminentes monjes para que "liberen las almas del purgatorio", a raíz de los recientes suicidios. Además, están instalando redes bajo la ventana para evitar mas muertes, contratando a expertos y consejeros para ponerlos a disposición de los empleados y ha establecido un programa de llamado "Foxconn Employee Care Center".
(cortapega de faq-mac)

Ya lo dije, pero lo repito: qué grande, este Gou.

Aggiornamento: la CNN ha publicado un articulillo que contradice -o al menos suaviza muchísimo- la información que nos llegaba de China. El índice de suicidios en la fábrica de Foxconn es inferior al de la población en general (aunque no dicen que los índices de suicidios son uno de los indicadores más manipulables). Los trabajadores de Foxconn cobran más del doble de lo que dicen los trabajadores de Foxconn (probablemente ambas fuentes tengan razón: Southern Weekly habla del salario y CNN del salario más horas extras). Míster Gou ha puesto a disposición de los empleados unos muñecos de peluche con caras enfadadas para que puedan golpearlos en los momentos de stress (si es que tienen tiempo, porque en el mismo artículo se dice que se despiertan, se levantan, trabajan, se acuestan y duermen). Algo me dice que la mayor fortuna de Hong-Kong y la empresa más poderosa en el ramo de los aparatillos electrónicos han movido algo en el artículo de CNN.

domingo, 23 de mayo de 2010

El Código Penal español persigue la blasfemia

video
Y nosotros que creíamos que lo de las caricaturas de Mahoma era de fanáticos y de locos…
Pues os desengaño y os quito la venda de los ojos: la España que creíamos europea, iluminada por todos los derechos civiles, moderna y democrática, sigue teniendo en su código penal un artículo, el 525, que castiga a los que "hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican" (lo que de siempre se llamó blasfemia). Pensad que el concepto de ofensa y escarnio depende del ofendido; quiero decir que si yo me invento una religión en la que la palabra autobús es tabú, podré querellarme con todo el que utilice esa palabra. Usar el nombre de Dios en vano puede considerarse una ofensa para los católicos, como representar a Mahoma en un dibujo lo es para los musulmanes. Esto que digo está en el código penal, que no estoy hablando de un reglamento de jujanilla que cualquiera se salta pagando una multita de poco más o menos.
Así es que en el año 2004 Javier Krahe fue entrevistado en Canal+, y por detrás, en una pantalla, se emitió un vídeo realizado por el entrevistado y un tal Enrique Seseña en el que explicaban como cocinar un Cristo. Lo pego arriba, y si falla avisad, que lo volveré a subir con mi cuenta de YouTube. El vídeo data del año 1978, y unos fundamentalistas católicos han llevado a juicio al músico y a la productora del programa, con lo que el juez (tan mentecato como los denunciantes) les ha clavado una fianza de 192.000 y 144.000€ respectivamente.
Esto que estoy contando sucede en el año 2010. No es una transcripción de un artículo de finales del XIX, ni del año 1955.
Para los que todavía piensen que España está en Europa, ya podéis iros desengañando.

jueves, 20 de mayo de 2010

Anuncio de Amnesty rechazado por el Financial Times

Traducción

Mientras Shell brinda por sus nueve mil ochocientos millones de dólares de beneficios, la gente del Delta del Níger tiene que beber agua contaminada.

También tiene que sembrar en suelo contaminado. Pescar en ríos contaminados. Y criar hijos en casas contaminadas. Así que si tienes acciones en Shell, pídele a los directivos que den una explicación cuando alcen sus copas en la asamblea anual de hoy. Salud.

(visto en PeriodismoHumano)

miércoles, 19 de mayo de 2010

Exile on Main st.


Los Rolling Stones acaban de sacar una reedición remasterizada de su disco Exile on Main Street. Incluyen siete canciones descartadas y tres versiones alternativas de canciones clásicas.
Los muy hijos de la grandísima puta se han reservado los descartes tan bien que yo no los conocía. En la época del Exile y alrededores se grababan kilómetros de cinta que luego salían de los estudios en el bolsillo de cualquiera y terminaban editados en innumerables piratas paralelos a las ediciones originales. Existen cientos de piratas de la época de Sticky Fingers, Let it Bleed, Exile y posteriores, pero ninguno -repito: NINGUNO- con la calidad, la intensidad, el calor, la peste a sudor, cerveza y marihuana de esta reedición del Exile. Las canciones descartadas merecían estar en el Exile original (quizá la que menos sea la más publicitada Plundered.). Se me han saltado las lágrimas escuchándolas. Y las versiones alternativas… ¿por qué alternativas? ¿por qué no son las originales las descartadas? Soul Survivor es cantada por un Keith con todas las células haciendo coros, clamando por otro gramo de heroína. ¿Cómo consiguieron ocultar todo este material perfecto y sustraerlo de los "bootleggers" de la época? Es un misterio.
Cada vez que vuelvo a poner esta reedición me encuentro en la habitación de Santi, mirando por primera vez las postales que venían con el Exile original en vinilo, y escuchando por primera vez esa colección de canciones grasientas de boca pastosa de las que no salía ni un mísero single, pero cuyo conjunto es una obra maestra que nadie es capaz de emular hoy.
Qué putada, que los Rolling ya no sean capaces de hacer cosas como esta.

(No lo he comprado, sino que me lo he bajado de megaupload. Considero que no tengo por qué pagar ni un céntimo más a los Stones, porque ya les he dado más de lo que merecen. De adolescente, me turnaba con Santi García para comprar los discos a medida que salían (para mi desgracia a él le tocaron el sticky fingers edición española -un incunable censurado único en el mundo- y el single de Keith de cuando Some Girls). Luego me fui comprando los que me faltaban (Sticky Fingers, Exile, Some Girls y alguno más), y finalmente me recompré todo en CD. Últimamente me lo bajo todo, y me parece que me lo merezco. Pero es que encima estos sinvergüenzas han puesto una edición superdeluxe a 139€, con 30 minutos de documental, el cd original, dos vinilos en el formato primigenio, y otro cedé con los descartes. Un poco ladroncetes, pienso yo.)

jueves, 13 de mayo de 2010

Me cago en los putos mercados

¿Por qué a nadie le sorprende que "los mercados" respondan siempre positivamente ante todo recorte social?
Si eliminas garantías de los trabajadores, "flexibilizas" el empleo, "los mercados" reaccionan satisfechos.
Si un ERE manda al paro a un 10% de la plantilla, "los mercados" premian a la empresa con un aumento del valor en bolsa. Las cifras de paro en crecimiento no afectan a "los mercados".
En verdad, "los mercados" son los que gobiernan. El gobierno hace lo que "los mercados" dictan. El FMI, el BCE, el BM, todos los representantes del poder financiero internacional, de "los mercados", dicen qué hay que hacer. El gobierno intenta aguantar, pero al final tiene que ceder. Y de repente "los mercados" lo agradecen.
Hemos regresado al capitalismo salvaje, al liberalismo truculento (porque en realidad es siempre imperfecto; jamás cumple sus postulados teóricos). No hay manera de detenerlo porque lo primero que habría que hacer es decir que el emperador va desnudo. Los gobiernos no pueden hacer más que oprimir -o permitir la opresión- a sus ciudadanos para obtener el favor de "los mercados".
Todo el mundo da por hecho que hay que rebajar el gasto público. Es dogma de fe que el estado del bienestar es insostenible. Nadie duda de que hay que eliminar garantías contractuales a los trabajadores. El sector público es intrínsecamente malo y el libre mercado intrínsecamente bueno. Y no. No es así. Nos han vendido la moto desde los años 90. Nos han engañado.
El mundo cada vez es más rico. Produce más. Genera más acumulación de capital. Pero cada vez hay menos ricos y más pobres. Los ricos son muchísimo más ricos y los de abajo, la "gente normal", cada vez más pobres. Y lo que antes era un ambiente de ciertas garantías es hoy un riesgo constante en el que nadie sabe qué será de su vida en un año o menos. La clase media disminuye. Vive en un agobio permanente en el que no sabe qué será de su vida en un plazo cortísimo.
Y lo peor no es esto. Lo peor es que en lugar de pelear contra este sistema en el que el gran capital no tiene que dar cuentas a nadie, en vez de unirse para frenar esa libertad de especulación financiera que nos asfixia, que nos oprime y exprime, en vez de eso, la mayoría de los trabajadores comulga con "los mercados" y se congratula, papanatas, cada vez que se elimina una nueva conquista de los trabajadores, de la "gente normal", que cada vez somos menos.
Published with Blogger-droid v1.6.9

martes, 11 de mayo de 2010

mi conejito

Escribo poco, pero cuando veáis el vídeo de abajo os daréis cuenta de cuán preferible es mi silencio.