domingo, 7 de diciembre de 2008

fabricando un neologismo

Un amigo, reacio a las redes sociales, a la mensajería instantánea y otras tendencias recientes, me dice que además del correo podemos comunicarnos también por teléfono, aunque resulte demasiado... ¿decimonónico?; decimonónico no, porque es mucho más del siglo XX, pero no existe equivalente a decimonónico para decir de algo que es anticuado por ser típico del siglo XX.
A bote pronto, y sin pensármelo mucho, le dije que la palabra me parecía vigesimonónico. De diecinueve, decimonono, y de ahí decimonónico; así que de veinte vigésimo y de vigésimo vigesimonónico.
Sin embargo, quise pasar el nihil obstat de mi mujer, que no es una burra como yo, sino que además de una gran persona es una inteligente filóloga y gran lectora en español e inglés. Su crítica comenzó por contradecirme en un paso: no puede ser vigesimonónico porque la parte -onón- viene del nono (nueve) del diecinueve de antes. Así pues, siguiendo la construcción literal de decimonónico para el siglo decimonono deberíamos decir vigesímico para el siglo vigésimo.
Sin embargo, continúa mi sapientísima esposa, el término alcoholic inglés ha dado posteriormente otros -oholics como workaholic o chocoholic, cuyas construcciones contienen la hache intercalada del alcohol sin que tenga más explicación que la referencia semántica a la palabra de origen. Por lo tanto, y siguiendo este camino, yo tendría razón al escoger vigesimonónico para, con la evocación sonora a la palabra de uso común "decimonónico", indicar igualmente algo que el tiempo ha hecho obsoleto.
Así pues, decid todos conmigo que el teléfono fijo es un invento vigesimonónico, y por favor, si se os ocurren otras cosas vigesimonónicas podéis y debéis proclamarlas en los comentarios.

2 comentarios:

A.R. dijo...

Tienes razón, tu mujer es muy inteligente, y además muy afortunada, ya quisiera yo que mi marido hablará tan bien de mi, aunque fuese en un blog que "no lee nadie". Por cierto, ¿ nada que decir de la sentencia a la paisana que "maltrató" al hijo?.
Me encanta como escribes. Un millón de bicos.
A.R.

xab dijo...

Pues me temo que pensando pensando me he dado cuenta de una cosa obvia, y es que vigesimonónico se refiere al siglo 29, y no puede por lo tanto indicar algo anticuado. Va a haber que acostumbrarse a vigesímico o vigesimónico.
De lo de la paisana, por dios ni lo menciones, que estoy asustadísimo. Si a ella la encarcelan, a mí pueden cortarme en lonchas. Mejor seguir escondido una temporada :-D